Posted by on Feb 26, 2013 in Blog, Tutoriales | 0 comments

coloresHace muy poco hablábamos de la resolución y como hay que verla y tenerla en cuenta según el soporte para el que querías usar la imagen: en pantalla o en soporte físico.

Pues bien, en los modos de color no nos quedamos cortos y aunque hay multitud de ellos, explicaré los 2 más comunes y necesarios y un tercero derivado. Pero para elegir el modo de color vamos a tener que tener en cuenta lo mismo que en la entrada sobre las resoluciones, solo que ésta vez lo llamaremos de otra forma:

  1. Luz reflejada: Cuando la luz no proviene del propio soporte. Es decir, cualquier soporte físico en el que la imagen está impresa y la luz proviene del entorno.
  2. Luz emitida: Cuando la luz o el color provienen del propio soporte. Es decir, las pantallas en todas sus formas. La luz proviene del ellas aunque el entorno esté a oscuras.

En el primer caso se usa el CMYK y en el segundo el RGB, ahora veremos por qué.

 

¿Qué modos de color hay?

Esto depende un poco, pues podría haber tantos como quisiéramos tomando diversos puntos de referencia del espectro de color que percibimos los seres humanos. Pero salvando estas disertaciones científicas podemos decir que hay unos pocos comunes de los cuales podemos apañarnos con dos. Tres será lo normal que lleguemos a usar y es raro que usemos más de los cuatro o cinco principales a lo largo de nuestra vida.

En el Photoshop los modos de color que aparecen son estos:

Modos de color en Adobe Photoshop CS5

Modos de color en Adobe Photoshop CS5

De aquí nos vamos a quedar con los principales y más usados aunque en profundidad solo veremos unos pocos:

  • Escala de grises: Compone la imagen usando un canal en toda su escala: el negro. Son las imágenes en blanco y negro, usa blanco, negro y toda la escala de grises. Pero no admite el color.
  • Duotono: Usa los dos tonos que tú le digas para componer la imagen. Pensado (imagino) para impresiones en dos colores.
  • Color indexado: Proveniente de formatos como el .GIF, lo que hace es que cada color que aparece en la imagen es un color en la información del archivo, no están formados por mezclas de colores sino por el color en si mismo. Normalmente admiten pocos colores: usualmente menos de 256.
  • RGB: Basado en la mezcla de 3 canales: rojo (Red), verde (Green) y Azúl (Blue).
  • CMYK: Basado en la mezcla de 4 canales: cían (Cyan), magenta (Magenta), amarillo (Yellow) y negro o color clave (Key).

Los modos no nombrados pueden llegar a ser útiles pero si no trabajáis con las imágenes o las artes gráficas, dudo que os topéis jamás con ellos. Es más, dudo que nunca uséis el duotono aunque tenga su cierta utilidad, y el indexado lo he puesto por su abundancia en el mundo de los gifs.

 

RGB

Usa los canales Rojo, Verde y Azul. Se mide en una escala de 255 cada uno de estos canales donde 0 es la ausencia absoluta de ese color y 255 es el 100% de color.

Por ejemplo, este color morado se nombraría así en RGB:

 

Color en RGB

Color en RGB

No todos los colores usan todos los canales, por ejemplo el rojo coca-cola es un R:255 G:0 B:0

Este tipo de color lo usaremos para web y dispositivos y en general lo que sea visto en pantalla. El motivo es que las pantallas están basadas en que cada píxel de color se forme mediante la unión de 3 lucecitas minúsculas con cada uno de estos tres colores primarios de tal manera que según su intensidad nuestro ojo percibirá el color ya formado correctamente.

Los archivos en este formato tendrán menos peso pero también una ligera pérdida de calidad de color frente al formato del que vamos a hablar ahora,ya que a mayor número de canales, mayor será la cantidad de datos sobre color que maneja.

 

CMYK

Usa los canales cían, magenta, amarillo y negro. Se miden en porcentaje del 0 al 100 aunque depende de la profundidad del color acepta decimales. Los tres primeros canales nos darán el color y el último añadirá oscuridad.

Por ejemplo, el mismo color morado en CMYK:

 

Color en CMYK

Color en CMYK

Este formato es el que usaremos para cosas que se vayan a imprimir. Aunque las impresoras digitales de oficina o de sobremesa suelen hacer su propia corrección automática del RGB al CMYK e imprimen correctamente en cualquier formato. Pero incluso así, no es aconsejable puesto que los colores pueden variar. Ésto que no es indispensable para estos dispositivos, sí lo es para una impresión en imprenta profesional digital pero sobre todo en las impresiones offset.

Ésto es así porque las impresoras usan cuatro tintas para imprimir: los colores ya nombrados.

 

Escala de grises

Es el resultado de usar sólo el canal negro para crear una imagen. Se mide en porcentaje de negro y va de 0 a 100%, dependiendo de la profundidad aceptará decimales o no.

Su uso es recomendable para imprimir o para ver en pantalla cuando no haya nada de color en la imagen. La ventaja es que al quitarnos la paja de la información de color (ya que no hay) el peso de la imagen desciende muchísimo, especialmente útil en imágenes para web.

 

¿Cómo sé en que modo de color está la imagen?

Aquí no hay propiedades de archivo que valgan (normalmente), así que hay que abrir el archivo con un editor, yo voy a poner de ejemplo el Photoshop (somo siempre haré).

Imagen>Modo y el que aparezca con un tick es el formato en el que está. Para cambiar de uno a otro simplemente selecciona el que desees, aunque según las características de la imagen o el formato, no te va a dejar elegir cualquiera.

 

¿Cómo miro la composición del color?

También deberemos usar un programa editor de imagen.

Primero seleccionamos el color por cualquier medio. Si está dentro de una imagen, la abrimos, elegimos la herramienta Cuentagotas [I o mantener pulsado alt mientras se tiene seleccionada alguna herramienta de colorear, como el pincel]. Una vez esté el color seleccionad0 (lo veremos en el cuadro de color, debajo de las herramientas) hacemos doble click sobre éste y nos aparece esto:

 

Selector de color en Adobe Photoshop CS5

Selector de color en Adobe Photoshop CS5

En el primer cuadro tenemos los valores RGB y en el segundo en CMYK. Siempre veremos los dos modos independientemente del que tenga la imagen en ese momento. Además podemos introducir manualmente los datos del color que queramos.

 

Algunos consejos

Si vas a mandar imágenes para que tu diseñador haga algo con ellas, no te preocupes de en qué modo están. Él debería comprobarlo y cambiarlo al que le parezca adecuado si es necesario. Sólo deberías preocuparte de que la resolución sea suficiente.

Un problema muy común es bajar una imagen de internet y ver que no permite editarla (usualmente gifs). Esto es porque está en color indexado. Debes cambiar antes el modo para poder editarla.